Royal Enfield y sus espectaculares Interceptor INT 650 y Continental GT 650

Royal Enfield y sus espectaculares Interceptor INT 650 y Continental GT 650

Escrito por: Gloria   @daysofglory    16 diciembre 2018     Sin comentarios     4 minutos

Las novedades de Royal Enfield, la Interceptor INT 650 y Continental GT 650.

La marca Royal Enfield, fabricante de motocicletas líder en el segmento de la media cilindrada, ha abierto un nuevo capítulo en su ya dilatada historia de 117 años de producción con la presentación de sus ya anunciadas motocicletas bicilíndricas, la Continental GT 650 Twin y la Interceptor INT 650 Twin.

Las primeras motocicletas bicilíndricas fabricadas por Royal Enfield desde 1970, rememoran una época dorada del motociclismo que comenzó en 1948 con la llegada de sus primeras bicilíndricas de 500 que evolucionaron a sus conocidos modelos de alta cilindrada, Meteor, Super Meteor y, finalmente la original Interceptor de 1960.

Comercializadas principalmente en EEUU y Canadá, la Interceptor 700 y sus sucesoras de 750 cc se convirtieron rápidamente en un estilo de vida de la cultura de California, como una expresión de diversión, emoción, libertad y optimismo, como motocicletas rápidas, divertidas, con mucho diseño y a la vez deportivas, y que tuvieron mucho éxito en carreras en el desierto y en pistas de tierra. Y debido a esta relación entre Royal Enfield y el ‘Estado Dorado’, ha determinado en parte la elección de Santa Cruz como localización para la presentación de la Continental GT 650 y la Interceptor 650, las cuales, al igual que han marcado el renacimiento de las motos bicilíndricas de Royal Enfield, también disparan el pistoletazo de salida para la expansión global de la marca.

Presentadas en EEUU, y probadas por los periodistas en una salida en moto global, y aunque los precios PVP estimados para la Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 hayan sido anunciados para el mercado americano, en la feria de Milán EICMA, en noviembre, se desvelarán para Europa.

A pesar de su nexo con el pasado, la Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 son motocicletas completamente nuevas, diseñadas desde cero, desarrolladas por los equipos de diseño de India y el nuevo Centro Tecnológico en Bruntingthorpe en el Reino Unido. Las motocicletas – la Continental GT 650, una deportiva café racer, y la Interceptor INT 650, una elegante roadster – combinan un look clásico con una cuidada tecnología y comparten un motor común que inspirará confianza entre los nuevos usuarios y satisfará las expectativas de los motoristas más experimentados.

Refrigeración por aire para simplificar el mantenimiento, un sonido maravilloso proveniente de los escapes del bicilíndrico y unas líneas fieles a su pasado, hacen de la Continental GT 650 y de la Interceptor INT 650 motos pensadas para el mundo real. Su gran par de motor disponible ya desde muy abajo las hace muy manejables en tráfico pesado, y con suficiente potencia para rodar sin ningún esfuerzo en carretera abierta.

Motociclismo sin complicaciones, de eso tratan las nuevas Royal Enfield Twins. Ofreciendo 47 CV, el secreto de su “amabilidad” reside en la forma en que se entrega esta potencia – dulcemente, y desde abajo en el rango – con un 80% del pico 52Nm de par entregado a 2500rpm – permitiendo un suave y rápido progreso sin necesidad de continuos cambios de marcha. A esto hay que añadir un extremadamente ágil chasis desarrollado en el Centro Tecnológico de Royal Enfield en el Reino Unido en conjunto con el afamado constructor de bastidores deportivos Harris Performance.

Pero la Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 ofrecen mucho más que un buen trabajo de ingeniería – representan el estilo clásico adaptado a nuestros días, que ha marcado la idiosincrasia de Royal Enfield durante décadas. Las nuevas Twins, como la famosa monocilíndrica ‘Bullet’, son motocicletas inspiradas en el pasado pero fabricadas para hoy en día y diseñadas para seguir siendo atractivas en el futuro – y como tales, reflejan el respeto de la marca por la longevidad, cumpliendo la definición de ‘motocicleta sostenible’ en un mundo en el que las tendencias a corto plazo, consumo rápido y productos de usar y tirar pierden su valor emocional cada vez más deprisa.

Más y más, los motociclistas de hoy en día ven sus máquinas como extensiones de ellos mismos; motos que pueden personalizar a su gusto y conducirlas con orgullo. La Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 están ideadas para tal fin, y aunque similares en espíritu, ofrecen muy diferentes experiencias de conducción.

La Continental GT 650 atraerá especialmente a conductores deportivos, con su monoasiento opcional, depósito esculpido, reposapiés retrasados y semi-manillares deportivos. Perfecta para disfrutar de “un poco de caña” o tumbar en curvas. Su ergonomía le permite mantenerse cómoda ya sea como una atractiva moto urbana, en autopista o simplemente en una escapada de fin de semana.

La Interceptor INT 650, por contra, se inspira en el histórico modelo que lleva su nombre, con su distintivo depósito de lágrima y tradicionales rodilleras, su cómodo y acolchado asiento y su manillar estilo scrambler que se remonta a la California de los años 60. La posición de conducción, dominante y cómoda a la vez, hacen de la Interceptor INT 650 una motocicleta práctica y divertida en todo tipo de terrenos, ya sea en curvas bordeando la costa, en la jungla urbana, o bajando a la playa.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.