Ciao Marco

Ciao Marco

Escrito por: Gloria   @daysofglory    24 octubre 2011     10 Comentarios     6 minutos

——Gloria:

Soy la coordinadora de este humilde blog motero, y hoy he querido iniciar este 24 de octubre 2011 hablando de Marco Simoncelli, ahora que me he despertado y he visto que no es una pesadilla toca volverse atrás…

Ayer fue un día horrible, un día negro, un día triste, una mi**** de día, se nos iba el 58 después de un trágico accidente en el circuito de Sepang, dejando amigos, familia y al mundo del motociclismo sumido en una pena enorme, porque un joven de tan sólo 24 años se ha ido por desgracia.

Seguro que muchos habéis leido otros comentarios de gente profesional, aficionados y amantes de las motos, lo que véis a continuación no es ni un repaso por la trayectoria del 58, ni un revivir los malos momentos, simplemente es mi forma de sacar todo lo que llevo dentro desde ayer, seréis mi válvula de escape porque sino acabaré explotando, espero que me dejéis.

Simoncelli ha sido un piloto peleón, agresivo, con muchas ganas, siempre en busca de más y más, de superación, y también polémico, ha sido criticado por mucha gente, entre ellas la que escribe estas líneas; pero muchas veces nos hemos quedado sólo con eso, no hemos visto más allá, no hemos visto esa sonrisa que iluminaba el paddock y que mostraba incluso en los peores momentos, esa melena al viento que era una de sus señas de identidad, ese cariño que mostraba por sus fans en cada pista, ese 58 en definitiva.

Nadie puede poner en duda que era un gran piloto, que nos ha dejado uno de los hombres fuertes del campeonato, que se ha despedido sin avisar dejando destrozado a la familia del mundial y a todos los aficionados, porque se agapa una sonrisa, una vida, una ilusión, un sueño, una pasión, un entusiasmo, un todo, porque se ha ido, señores y señoras ha fallecido SuperSic, el pelos (cariñosamente), SuperPippo, 58, Sic, en definitiva Marco Simoncelli. Ahora ya no estará más en pista, no lo veremos en parrilla, no lo veremos poniéndose el casco con su manera especial, no le veremos en carrera con los pelos por fuera del casco, no le veremos con su cinta en la náriz, no lo veremos con su cinta en el pelo, no lo veremos enseñando el cartel de su recién estrenada web, no le veremos…

Porque se ha ido… eso es todo, se ha ido.

Por mi parte, y la de mi equipo, mandar a toda la familia, amigos, equipo Gresini, Honda y a la familia motera en general, ánimo, fuerza y nuestras condolencias por la perdida de este joven piloto, quien tenía un gran futuro por delante.

Ciao Marco.
Gloria

—- David: El cielo debió esperarte más Marco.

Hoy es un día triste, duro, difícil. Para todos los que amamos el deporte de las motos se nos ha ido un pedazo. Un trozo de nosotros mismos, de los que disfrutamos con el espectáculo de las dos ruedas. Hoy nos ha dejado Marco Simoncelli.

Solo llevábamos dos vueltas de carrera. Marco lucha con Bautista por la cuarta posición, pierde el control y… bueno, todos sabéis el resto. Noticias confusas desde el paddock, el twitter echando humo, la tele no dice nada. Y cuando cancelan la carrera, malo.

No puedo quitarme de la cabeza la imagen de su padre saliendo de la clínica y negar con la cabeza cuando la novia de Pippo se acerca a él. La desolación de Fausto Gresini, de los mecánicos, de todo el mundo.

Marco no dejaba indiferente a nadie, no seré yo el que ahora se ponga medallas y diga que le he defendido y que era mi ídolo. Le he puesto verde como todo el mundo. Cuando peleaba con Barberá y Bautista en 250cc, con esa agresividad que le dio el título en 2009, y que luego le privó de repetir al año siguiente. Ni en el incidente con Dani en LeMans este año. Pero no se merecía esto. Nadie lo merece.

No quiso soltar la moto. Esa que le había dado la gloria, que le estaba haciendo luchar por el sueño de ser el número 1 del mundo. Esa que le dio su primer podio de MotoGP en Brno, y el segundo en Phillip Island. Esa que le ha quitado la vida.

No sé si la absurda norma de los 6 motores para abaratar costes es la culpable de todo esto. Desde que solo tienen 6 motores por temporada, los pilotos no sueltan la moto. Se destrozan las manos intentando que no se apague la moto. Algo tiene que cambiar, creo yo.

Desde aquí, recibe mi más sincero homenaje, mi abrazo a sus padres, a su hermana, a su chica. Al Team Gresini, que vuelve a pasar por un trance tan duro. A su amigo Vale, que debe estar destrozado, “era como mi hermano pequeño” ha dicho. Desde aquí, y con lágrimas en los ojos espero que sigas sonriendo desde el cielo.

Descansa en paz, Marco.

Marco Simoncelli 20 de enero de 1987 – 23 de octubre de 2011

—- Alejandro:

Ayer Marco te has marchado, para no volver y eso es lo más duro. Si he de ser sincero lo supe desde un primer momento, justo cuando te vi perder el casco y quise gritar, pero no me salió la voz. Supe que un accidente a esa velocidad, en plena aceleración tanto de Vale como de Colin no te iba a dejar salir vivo.

Aunque las fuentes del circuito se encargaban de asegurar que en principio estabas consciente, mi mente sólo tenía a otro que como tu cayó y se dejó la vida en una pasión, seguro que sabes de quien estoy hablando, sí de Tomizawa.

Ha vuelto a ser un momento muy duro, tanto para mis compañeros, como para los aficionados, como para mí. Obviamente los que más sufrirán son aquellos que te rodeaban, que te conocían, que te querían, pero nosotros que vivimos vuestras carreras intentando entender cada detalle, leyendo y reescribiendo vuestras palabras, tambien llegamos a saber cosas de vosotros. Por ejemplo, sé que querías llegar a tu primera victoria en MotoGP, entre ésta carrera y Valencia, quizás fue esto lo que te hizo aferrarte a tu moto para levantarte, lo que no supiste es que te llevaba al final.

Tenías un potencial enorme y la misma edad que yo, 24 años, tenías toda la carrera por delante para volver a ser lo que un día fuiste, y estoy seguro que si hubieras tenido tiempo lo hubieras vuelto a ser, Campeón del Mundo.

No se puede decir que te has ido por la puerta de atrás, siempre estuviste en primera fila, tanto en la pista como fuera de ella, eso te llevó a hacer tantos amigos como enemigos, pero eso ya no importa, ahora sólo tienes gente que te respeta y bueno gente, que como siempre desafina.

Estés donde estés jamás te olvidaremos, marcaste un estilo, dejaste un carácter. Nunca olvidaré tu 58, ni esa melena.

Hasta siempre campeón.

Foto | MotoGP Official website

2 comentarios

  1. Vero dice:

    Yo siempre, siempre, siempre le defendí. Me encantaba, su forma de pilotar y su personalidad me tenían encandilada. Quizás por esa eterna sonrisa se hizo tan amigo de su ídolo, de Vale, porque para mí son tan parecidos y a la vez tan diferentes… perdía objetividad con él a veces, no podía reprocharle nada. Y ahora, simplemente… no habrá ya nada que reprochar. Es un duro golpe, otra vez, poco más de un año después de Tomi. Espero que descanse en paz y allá donde esté tenga esa sonrisa dibujada.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.