Triumph Street Triple R, renovación

Triumph Street Triple R, renovación

Escrito por: David Gómez   @desde_el_sofa    19 julio 2011     Comentario     1 minuto

La Street Triple en su versión más deportiva, conocida como R, se renueva. Este modelo que convirtió la Daytona en una espectacular naked en 2009, deja atrás sus característicos faros dobles redondos y los cambia por unos pentagonales, derivados de su hermana mayor, la Speed Triple.

Pero no se quedan ahí los cambios. Es el principio de la modernización de este modelo, y aunque cuesta acostumbrarse al principio ya que son muchos años viendo esa estética, en seguida te cautiva y te hace volar la imaginación pensando en adquirirla como nueva moto…


Pero los chicos de Triumph no han cambiado solo los faros, también la terminación de los escapes es nueva. Para el chasis, suspensiones e instrumentación, sí que no hay cambios. Son herencia directa de la Daytona 675, incorporando el display de información digital en el que se incluyen marcha engranada, consumos o velocidad entre otros.

Su posición es agresiva para ser una naked, dejando el peso del cuerpo muy adelantado, lo que unido a unas estriberas altas, te sirve para adoptar una posición muy deportiva, pero no tan cansada como en una RR. Su agilidad te permite disfrutar de las curvas tanto o más que de la ciudad, puesto que es muy cómoda de mover entre los coches.

La suspensión se puede regular fácilmente con solo seguir el manual del usuario, entre tres opciones muy diferenciadas, suave, estándar y deportivo. Su motor tricilíndrico no aporta muchas novedades, pero es que no las necesita. Responde rápido y bien, y cuando necesitas “apretarle” notas sus 102cv. Su cambio es suave y preciso lo que unido a un consumo ajustado hace de esta moto una autentica polivalente.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.