Honda Crossrunner. Una VFR vestida de trail

Honda Crossrunner. Una VFR vestida de trail

Escrito por: David Gómez   @desde_el_sofa    6 junio 2011     Sin comentarios     2 minutos

Si a una VFR800 la quitas el ropaje deportivo, la pones un manillar alto, dejas el motor al aire y le das un toque trail, tienes el nuevo juguete de Honda, la Crossrunner.

Esta moto busca cubrir ese hueco que los japoneses tenían un poco abandonado, que no es otro que el de las trail orientadas al asfalto, para competir directamente con motos como la F650GS de BMW o la Tiger 800 de Triumph, dejando el campo para su Transalp de toda la vida.

Ha sido diseñada por el madrileño Teófilo Plaza, que es el mismo que ya diseño la VFR1200F, mientras que la parte técnica la ha realizado el japonés Yosuke Hasegawa.

La moto está pensada para ser cómoda, para que todo encaje a la perfección y se adapte al piloto. La instrumentación está en una posición más alta de lo habitual, lo que hace que apenas haya que bajar la cabeza para consultarla, además cuenta con un motor de 102cv, con más par motor que el de la VFR, pero sin perder su “mala leche” cuando lo necesitas, lo que le hace muy útil en cualquier situación, ya sea en conducción urbana como en tu carretera de curvas preferida.

La frenada cuenta con el sistema de frenado combinado con ABS de serie, heredando directamente el equipo que monta la VFR1200F, con pinzas Nissin de seis pistones.

Sin duda nos encontramos con una moto universal y apta para todos los públicos, sea cual sea tu experiencia y en la que te encuentras a gusto nada mas subirte a ella. Y por cierto, ya está disponible en los concesionarios en tres colores, rojo, negro y blanco y plata junto a un buen número de accesorios como maletas o una cúpula más alta.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.