9 diciembre 2011 Normativa, Seguridad

Estimados amigos de Plusmoto hoy tenemos la intención de presentaros una nueva serie de artículos, en ellos intentaremos dar nuestros consejos sobre esos primeros pasos en el mundo de las motos y haceros llegar lo que la experiencia nos ha enseñado.

En ésta primera entrada trataremos el tema de la elección de nuestro casco, para circular por la calle, carretera o circuito.

Primero tenemos que pensar en un presupuesto, muchas veces tendrá que ver con lo que queramos gastarnos, aunque en la mayoría de los casos de lo que podamos gastarnos. Si pasamos éste punto por alto nos puede pasar que gastemos muchísimo dinero, porque os puedo asegurar que en el mundo de los accesorios del motociclista hay tanta variedad y de tan diferentes precios, que puedes arrepentirte de lo gastado. Además lo que más nos gusta siempre suele ir de la mano con que es lo más caro, y es que: ¿a quién no le ha pasado ésto nunca?.

El punto donde deberemos poner más recursos y atención, es la elección de un casco, ya no sólo porque sea obligatorio, si no porque éste es el mayor seguro de vida que podemos tener. Tened en cuenta que un brazo roto, una pierna se cura, aunque siempre deja secuelas (no quiero que parezca que digo que sólo os pongáis el casco), pero una cabeza…, en fin que hay que ir seguros.

Para su elección tenemos que tener en cuenta diferentes factores, materiales, fabricación, peso, precio, estética, etc. Pero siempre intentad que la última, la estética, sea eso el último detalle. Se que nadie se comprará un casco que le parezca feo por muy bueno y barato que sea, pero me refiero a que antes de encapricharnos por un modelo, miremos bien toda la información que podemos conseguir sobre ese modelo y en general de la marca, y buscar los equivalentes en otras, leer y leer es la mejor opción, cuando uno está bien informado es cuando toma la mejor decisión.

En cuanto al tema de tipo de casco, integral sería sin duda mi opción, independientemente del tipo de moto que tengamos. Me da igual que sea un scooter de 50 cc, como si es una custom, o si es la 1000 cc deportiva de turno. El casco integral es el único que te asegura que tu cabeza está al 100% cubierta en todo momento. En verano dará calor y en invierno a lo mejor se te empaña la pantalla alguna vez, nadie lo niega, pero prefiero eso a ver mi barbilla pelada. Todos los demás sistemas, abatible, jet, y no digamos ya el casco minúsculo con visera, nunca estarán al nivel de un integral. Entre ellos el abatible obviamente es el que más cerca se coloca, pero siempre que lo llevemos cerrado. Con ésto no quiero dar sentencias sólo quiero expresar mi punto de vista, y ya sabemos todos que cada uno compra lo que quiere.

Ahora bien si que quiero sentenciar en una cosa, si no lo abrochamos es como si no lo llevásemos y gastarse de 200 € para arriba para que no ejerza su función es un añadido a la tontería. Por eso abrocharos siempre, no cuesta nada y os seguiremos teniendo por aquí que es lo importante.

En éste apartado existen varios tipos de anclaje, si os gustan las carreras y algún día queréis pasaros por circuito elegid un cierre doble D (de anillas), es el único homologado para ello, sin embargo si vuestra moto es para velocidades reducidas, y uso 100% urbano podéis elegir algún cierre rápido que hará todo mucho más cómodo.

Mi precio media, está en torno a los 600 €, pero tened claro que éste es uno de esos casos en los que el precio está justificado, si uno coge un casco de 800 € y uno de 200 € lo primero que notará es la diferencia de peso, segundo que del primero existen aparte de las típicas tallas S, M, L, alta variedad de intermedias, que si XS que si ML, y así con cada talla, ésto nos permitirá elegir un casco que ajuste perfectamente con nuestra cabeza.

Para elegir la talla debemos ponernos el casco y girar la cabeza hacia los lados, no hace falta desnucarse, sólo comprobar que el casco en todo momento sigue tu cabeza y no se dan holguras. Las holguras aparte de no hacer el casco efectivo, provocarán vibraciones que disminuirán nuestra perspectiva conduciendo y nos fatigarán antes.

Algunos de los errores típicos, sobre todo al comprarlo por internet, es que todo lo que pensemos que nos ahorramos tenga que ser pagado en aduana (ésto sucede si viene de fuera de la comunidad europea, aunque generalmente nunca suele ser tanto como lo que ahorramos y siempre sale algo más barato). Puede pasar que no tenga distintivo de homologación europea, con lo cual nuestro casco no será legal, aunque sea exactamente igual que otros que venden en las tiendas, y también pasa que las tallas están en muchas marcas estandarizados por regiones, quiero decir, la M de América no tiene porque ser la M que me probé en la tienda de debajo de mi casa.

Espero que haya quedado suficientemente claro éste apartado y ya sabéis cualquier consulta deja un comentario o escribenos a equipo@plusmoto.com


Fotos | AGV, Schuberth, Airoh, Arai

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 diciembre 2011
  2. Diario de un novato: Mi primera chaqueta 22 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *