Toma de contacto: Quadro 350D

Toma de contacto: Quadro 350D

Escrito por: David Gómez   @desde_el_sofa    10 abril 2012     2 Comentarios     4 minutos

Muy buena primera impresión en nuestra primera toma de contacto con este scooter de doble rueda delantera. Con unos acabados muy cuidados y gran ligereza delantera. Nos ha gustado mucho

Durante MotoMadrid, el salón de la moto que se ha celebrado en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo de la capital, se ha presentado oficialmente en España la marca de scooters Quadro, que destaca por ser la única que comercializa exclusivamente scooters de tres y cuatro ruedas.

El modelo que nos han presentado es el Quadro 350D, un modelo que puede ser conducido con el carnet B de coche, lo que unido a su configuración de dos ruedas delanteras, hace que pueda llegar a un mayor numero de publico, ya que evita el miedo a caerse que puedan tener los usuarios sin experiencia previa en las motos.

El 350D, es un scooter de tamaño medio. Dispone de un amplio hueco bajo el asiento que permite guardar dos cascos perfectamente, y cuenta con dos guanteras delanteras, en una de ellas tiene toma de corriente, en la que puedes cargar cualquier dispositivo. Con el freno de mano activado, se endurece la suspensión delantera y se mantiene de pie incluso sin caballete.

La óptica delantera es un doble faro, mientras que la trasera se integra perfectamente en el colín. Los intermitentes son de tipo LED. Cuenta con unas estriberas escamoteables para el pasajero, junto con unas asas a ambos lados del asiento del acompañante, que se sitúa a una altura superior a la del conductor.

Nada mas ponerte a los mandos, notas que el asiento es amplio y cómodo, y que la plataforma para los pies también es suficientemente grande. Te encuentras con las dos manetas de freno, la derecha actúa solo con las dos ruedas delanteras, mientras que la izquierda lo hace sobre las tres ruedas a la vez, realizando una frenada combinada. También cuenta con un pedal de freno en el pie derecho, que realiza la misma frenada que la maneta izquierda.

Una vez que desbloqueas el freno de mano, la suspensión delantera se suaviza y deja de mantener el scooter solo de pie, con lo que debes apoyarte en el suelo con los pies, ya que aunque tenga tres ruedas puede caerse. Aceleramos un poco y salimos a probarlo.

La primera impresión es un poco extraña. Esperas encontrar una parte delantera muy pesada, que dificulte la conducción, pero para nada es así. En cuanto te adaptas a la forma peculiar de inclinarse cuando llegas a una curva, te olvidas de que llevas dos ruedas delante. Va por donde tú quieres, basta una simple insinuación y responde de manera inmediata.

Su manejo entre los coches también es cómodo. Una vez te haces a las medidas pasas sin ninguna dificultad entre ellos, gracias a sus espejos elevados que evitan rozar los de los coches. Cuesta cambiar el concepto de echar el pie a tierra, ya que si usas el freno de pie o el de la maneta izquierda, actúan una vez están parados como el freno de mano, con lo que te puedes mantener cómodamente sentado sin miedo a caerte.

Una vez en carretera, y tras comprobar en las rotondas lo estable que es este modelo, notamos un poco de falta de alegría en el motor. Llega sin ninguna dificultad a los 110 km/h, pero a partir de ahí le cuesta un poco. Quizás era un problema de nuestra unidad de prueba, que con apenas 600 kilómetros puede que le faltara algo más de rodaje al motor.

La cúpula delantera protege lo suficiente del viento a velocidades normales, pero se hecha en falta la posibilidad de regularla un poco mas alta. La postura de conducción es muy agradable en todo momento y te permite afrontar las curvas con confianza. Con tanta confianza que llegas a rozar antes con el caballete que a descubrir el limite de los neumáticos.

En cuanto a los mandos, todos los botones se encuentran de manera natural. Únicamente pulsamos alguna vez el interruptor de luz larga de manera accidental, pero solo al realizar maniobras en parado. Lo que si pudimos observar al atravesar un túnel, es el bonito color azul que tiene el velocímetro, que cuenta con una esfera en la que se pueden ver las revoluciones y en un lateral la gasolina que nos queda. Justo al lado cuenta con un velocímetro digital con reloj y con dos cuentakilómetros parciales.

En definitiva, una buena primera impresión de este scooter de tres ruedas, que con su ligereza tumba el mito de que este tipo de triciclos sean pesados y difíciles de conducir. Sin duda estamos ante un nuevo avance en este tipo de vehículos, que por sus características permiten llegar a un mayor número de posibles clientes.

Fotos | Quadro Spain

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.