Plus Moto y Estrella Galicia 0,0 te invitan al Gran Premio de Catalunya 2011

Plus Moto y Estrella Galicia 0,0 te invitan al Gran Premio de Catalunya 2011

Escrito por: Gloria   @daysofglory    26 mayo 2011     1 minuto

El Mundial de Motociclismo está de lo más interesante, y seguro que sois muchos y muchas, quienes no os queréis perder la próxima cita del calendario en el Circuit de Catalunya, para ello Plus Moto y Estrella Galicia 0,0 os quieren ayudar, regalando un abono doble para uno de vosotros.

Nos encantaría poder invitaros a todos, pero no puede ser, sólo disponemos de un abono doble de tribuna, así que hemos pensado que la mejor manera de escoger el ganador o ganadora es leyendo vuestros comentarios con anécdotas moteras 100%.

Así que la mejor anécdota motera será la ganadora de ese magnífico abono doble para tribuna, para que no te pierdas uno de los mayores eventos moteros del Campeonato del Mundo, no lo dudes deja tu mensaje en este artículo en la sección de comentarios y a disfrutar del motociclismo.

Además, os comentamos que en el Facebook de Estrella Galicia 0,0 si eres quien explica la mejor anécdota, entonces podrás conseguir el pase VIP para el Gran Premio de Catalunya, pero no sólo eso, sino que los 5 finalistas conseguirán un abono doble cada uno de ellos, para que disfruten del mejor motociclismo en vivo, gracias a la Cerveza Estrella Galicia 0,0.

El plazo máximo para este concurso es el día 27 de mayo a las 15:00h, así que rápido y explica tu mejor anécdota.

Por supuesto, desde Plus Moto y Estrella Galicia os pedimos sobretodo mucha responsabilidad y cuidado en la carretera para todos los que vayáis al circuito de Catalunya, sed prudentes.

Colabora | Estrella Galicia 0,0.

6 comentarios

  1. David dice:

    Mi mejor anécdota motera pasó en el año 2000. Por aquel entonces salía
    con una chica que trabajaba en un gimnasio y me dijo que podíamos
    acercarnos a Valencia el día de los campeones para ver la subasta y
    todo eso. Llegamos allí y para mi sorpresa había hablado con el
    preparador físico de Pablo y Fonsi Nieto, que trabajaba con ellos y me
    habían preparado una visita por el paddock. Entramos al box de Derbi
    de Pablo, donde me enseño su 125cc y me explico un poco como era su
    fin de semana de carreras. Luego pude ir pasear por la zona de los
    motorhomes, donde vi a Garry McCoy, Carlos Checa, Alex Barros o Sete
    Gibernau. Después en la subasta conocí al gran Randy Mamola, que es un
    tío súper simpático. Pero el mejor recuerdo lo viví en la carpa de
    Movistar, donde podías hacer carreras en mini-motos. Allí apareció en
    un scooter Daijiro Katoh, del que conservo como un auténtico tesoro el
    autógrafo que me firmó. Para mí fue una bonita sorpresa, ya que para
    cualquier aficionado a las motos poder estar junto a sus ídolos es un sueño…

  2. Vicente dice:

    Cuando era joven hice la típica tontería que todos los chicos hacen
    para impresionar a las chicas. Iba con mi moto y vi que había una
    «montaña» de arena, total que decidí saltarla cual piloto de
    motocross, evidentemente me salio mal la jugada y caí al suelo, eso si
    a las chicas a las deje impresionadas, no de la forma que me hubiera
    gustado pero bueno…

  3. edurnegas dice:

    En Junio hará un año desde lo que me ocurrió y que aquí voy a contar,
    fue mi primera anécdota motera. Os pongo en situación: era un día
    totalmente normal dentro de mi vida diaria de trabajadora; el horario
    de trabajo de ese día era de 14:00 a 22:00. Como aquél día el sol
    relucía, bajé al garaje donde me esperaba mi Suzuki lista para
    acompañarme al lugar de trabajo. Fueron pasando las horas y ya quedaba
    menos para marcharme a casa pero poco a poco las nubes iban cubriendo
    el cielo de Pamplona, tal es así que para cuando quise dar cuenta una
    gran tormenta cayó sobre la ciudad. Llegó la hora de salir del trabajo
    y lo peor estaba por llegar; hubo una segunda tormenta. Tomé rumbo a
    casa y de camino la tormenta estalló cayéndome el granizo y la lluvia
    fuertemente, reduciendo considerablemente la visibilidad y por tanto
    la velocidad y obligándome a tener que refugiarme en el primer lugar
    más cercano y seguro, que fue una gasolinera de autopista. La fuerte
    lluvia
    hizo que no pudiera conducir como me hubiera gustado, disfrutando
    del sonido de la moto, de la sensación de velocidad y del olor a
    gasolina quemada; oía cómo el granizo golpeaba fuertemente en el casco
    y en el carenado de la moto y ya suspiraba para que no quedaran marcas
    de esa lluvia congelada y, afortunadamente, no sucedió. La verdad que
    lo pasé realmente mal ya que no hacía ni un mes que me saqué el carnet
    y tenía la moto pero bueno, lo importante fue que llegué a casa en
    perfectas condiciones. Al día siguiente, en la prensa salió que esas
    tormentas fueron las mayores tormentas de agua y granizo registradas
    en Pamplona desde que hay datos de estaciones automáticas y que la
    segunda, la que yo me pillé, fue mucho más intensa y peor, pues se
    quedó estancada sobre la ciudad debido a la ausencia de viento. A
    pesar de lo que me ocurrió y de lo mal que lo pasé, no dudé ni un
    segundo en volver a coger mi Suzuki el día después y esa vez sí que
    pude disfrutar
    de esas sensaciones que se me escaparon durante la tormenta.

  4. Javichu46 dice:

    Hace unos años, me fui con mi tío ha pasar un agradable fin de semana en el circuito de Valencia, creo, ya que era muy pequeño y inocente. Así pues cuando estubímos mi tío y yo allí, nos encontramos con Sete Gibernau, que por entonces era compañero de equipo de Alex Crivillé, cuando mi tío se acercó a hablar con él, yo, como no sabía quien era le dije:

    – «Mira tio, lleva una camiseta como la de Crivillé»

    Esta história me la contó mi tio hace unos años y yo no me pude sorprender más y cada vez que veía a Sete en una carrera, mi tío y yo nos mirábamos y nos reíamos.

  5. Jordi dice:

    Recuerdo una noche de verano que eran fiestas en el pueblo vecino. Esa noche se celebraba el baile de disfraces y nos fuimos todos los colegas con nuestras motos y disfrazados del típico disfraz de señora mayor. Al entrar al pueblo no se como pero se me engancho la falda del disfraz en la rueda trasera de la moto y me di un buen piño!!. Al final me quede en calzoncillos! Menuda imagen, ya me veis a mi en gayumbos e intentando rescatar la falda (o lo que quedaba de ella) de la cadena. Al final todo quedo en un buen rato de risas y disfrutamos de la fiesta.

  6. Juanjo dice:

    Una noche de jóvenes quedamos un amigo y yo con unas chicas de el pueblo de al lado, así que cogimos mi mítica rieju y nos fuimos todo elegantes para la ocasión para allá. Por el camino notaba como mi amigo se echaba para atrás poco a poco pero no le di importancia, porque solo tenia en la cabeza llegar cuanto antes para no tenerlas esperando. Casi llegando pille un bache que no pude esquivar y mi amigo empezó a gritar como un loco, pare como pude y cuando me gire lo vi espatarrado encima de la rueda trasera i el guardabarros roto. Al final nos pasamos toda la noche en el hospital con mi amigo con el culo todo rojo como un mandril, quitándole trozos de pantalón apegados y sin cita ni nada.

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.