La NASCAR, un deporte minoritario en España

La NASCAR, un deporte minoritario en España

Escrito por: HM Motos    22 octubre 2008     Sin comentarios     3 minutos

La NASCAR no pasa de ser un deporte con pocos seguidores en nuestro país. A ello no ayuda la escasa repercusión que tiene en los medios, ya sea en los diarios deportivos o en las retransmisiones televisivas. Me cuesta acordarme de alguna carrera retransmitida por Teledeporte… aunque las horas en las que se ofrece no ayudan a ello.

Rara es la vez se la menciona, y si lo hacen, es por algún accidente espectacular o porque algún piloto de la Fórmula 1 que ha emigrado a EEUU en busca de la gloria ha hecho un buen papel en alguna prueba. Juan Pablo Montoya o Jacques Villeneuve son dos claros ejemplos de pilotos que parten en la búsqueda del oro.

Las cifras que maneja la NASCAR asustan, con circuitos que pueden albergar hasta 400.000 espectadores, como en el caso de Indianápolis, de los que unos 250.000 son en asientos permanentes y el resto provisionales. Una cifra realmente increíble y que da una idea de la magnitud de la competición. Por poner un ejemplo, en la Fórmula 1, el trazado de Shanghai tiene una capacidad de 200.000 personas, la mitad del estadounidense. El gran premio que tiene fama de ser el de mayor afluencia de público en Fórmula 1 es el de España, que se celebra en Montmeló, puede albergar alrededor de 130.000 espectadores, una nimiedad comparado con Indianápolis.

En Europa la verdad es que la diferencia horaria no ayuda demasiado a la hora de seguir las carreras retransmitidas. En España, Teledeporte es la cadena que de vez en cuando ofrece algo, pero debido a los horarios tan intempestivos, no deja de ser un deporte minoritario y con poco éxito por estos lares.

Lo que si viene siendo un éxito en nuestro país son las apuestas deportivas. Si hace unos años apenas se oía nada acerca de ellas, actualmente son muchos los interesados en ello. La Fórmula 1 es un claro ejemplo, existiendo la posibilidad de apostar sobre un montón de cosas. Es habitual encontrarse la apuesta de la carrera de NASCAR entre las ofertas de los portales especializados. Para la competición norteamericana esto es algo que viene de lejos y que ya tiene tradición.

Por cierto, a tenor de las cifras, la NASCAR es la segunda competición de motor en cuanto a riqueza generada, sólo por detrás de la intocable Fórmula 1.

En su contra, he de decir que el tema de ver bólidos completando vueltas sin parar alrededor de un óvalo no despierta en mí el más mínimo interés. Vale que sean coches de serie (aunque de estos tienen bien poco), y que estén llenos de incidentes, pero por lo menos a mí me resultan aburridas. Si ciertas carreras de Fórmula 1 me producen sopor, las de la NASCAR mejor no contarlo.

Por ahora me conformo con ver películas del estilo de Días de Trueno de forma esporádica para cubrir mi cupo de NASCAR durante una buena temporada.

Más información | NASCAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.